KERATINA CON FORMOL

El tratamiento de keratina es en efecto revolucionario, muchas de las promesas que se hacen a través de la publicidad en realidad se cumplen, y es que los efectos son visibles casi de manera inmediata. No es como otros productos que prometen un cambio sustancial, pero luego de tres meses de uso, en este caso el tratamiento de keratina cumple lo que promete y se puede apreciar justo al salir del salón de belleza.

COMPRAR TRATAMIENTOS DE KERATINA:

KERATINA FORMOL

La keratina promete un cabello hermoso, rico, sano, flexible, brillante y fuerte, sin embargo es altamente recomendable que el tratamiento de keratina sea hecho con un producto sin la presencia de formol, o con las cantidades aceptadas por la autoridad sanitaria.


Y es que una vez que salió al mercado la famosa queratina de Brasil los especialistas se dieron a la labor de alertar sobre los niveles excesivos de formaldehídos -o formol-, una sustancia irritante y sensibilizadora, que en ocasiones se encuentra vinculada con el cáncer debido a la inhalación continua durante un largo periodo.
El formol es una solución acuosa, cuyo uso está presente en distintas aplicaciones debido a sus propiedades físicas y químicas ya que permite conservar y fijar, es por esto que en el alisado brasileño inicialmente se usaba en cantidades desproporcionadas.


El formol se encuentra presente en distintos productos, como en pastas de dientes, detergentes, desodorantes, el papel para imprimir, en productos de baño, entre otros; sin embargo su presencia respeta los límites de lo establecido por las autoridades, se encuentra en niveles que no son dañinos para la salud, en la Unión Europea la concentración permitida es del 0,2%, no más.
Los riesgos de la keratina con formol varían según el método de aplicación de cada técnico, muchos no se encuentran capacitados en su totalidad y pueden pasar una plancha demasiado caliente lo que exacerba los efectos del formol.


La keratina en sí no es mala, al contrario esta proteína sintetizada y aplicada en el cabello llega a cambiar de manera sustancial cada estructura del cabello, lo peligroso es un producto que sobrepase los límites del formol.
Por lo anterior, es necesario conocer el producto que se va a aplicar, es necesario también decidirse por un lugar que se confiable y que tenga experiencia en el uso de la aplicación de la keratina. Un lugar abierto de la noche a la mañana puede estar lejos de tener experiencia y podría optar por una mezcla de productos que podrían terminar con efectos adversos en tu cabello.
El lugar donde decidas aplicar tu tratamiento keratina está obligado a mostrarte su producto, la composición del mismo y asegurarte de que no se excede de la concentración permitida.