TRATAMIENTOS CON KERATINA

Al momento de elegir un tratamiento para mejorar la apariencia del cabello, muchos estilistas cada día están optando por el tratamiento de keratina, y es que las propiedades de dicha proteína son únicas cuando se trata de renovar lo que parecía que ya no tenía remedio.

COMPRAR TRATAMIENTOS DE KERATINA:

Hacerse tratamiento

Desde cabellos dañados por los factores climáticos o coloraciones excesivas, hasta cabellos vírgenes que sólo buscan un alisado, han experimentado los beneficios de la Keratina y sus propiedades. Es simple, si el cabello está conformado en un alto porcentaje de la proteína natural, la aplicación de dicha proteína definitivamente permitirá una mejora en la apariencia y constitución del cabello.


Para hacer uso de la keratina en los salones de belleza se establecen una serie de formalidades a seguir, por ejemplo mirar de frente la naturaleza del cabello, analizar el avance del daño, y el motivo que lleva a una persona a optar por el tratamiento de keratina. Bien podría ser que alguien busque un alisado que dure por meses y en otros casos habrá quien busque una regeneración capilar.

En ambos casos el tratamiento de keratina es aconsejable, pero la diferencia radica en la técnica de aplicación. Independientemente del motivo que lleve a una persona optar por los productos con queratina, en todo momento los que te la aplicarán se encuentran obligados a mostrarte el producto que usarán, además de confirmarte que el producto cuenta con la concentración aceptada de formol, o en su caso la ausencia de éste.


Existen dos maneras principales de aplicar el tratamiento de keratina, en la primera se aplica la queratina y se cubre el cabello, se deja por el tiempo necesario para permitir que la keratina llegue hasta la fibra capilar y penetre directamente en el cabello. Para sellar la keratina se hace uso de una plancha para el pelo. Inmediatamente después se enjuaga y se retiran los residuos, es posible aplicar una crema hidratante especial, que también está compuesta de keratina.


El método descrito anteriormente se usa como un tratamiento para regenerar y fortalecer al cabello, y aunque en efecto alisa también, los rizos más encorvados podrían necesitar algún producto extra, y es entonces cuando se aplica dicho tratamiento con fines de alisado. La diferencia radica que cuando lo exclusivo es el alisado y el cabello es muy “rebelde” se opta por una combinación de productos para lograr un alisado parejo y continuo, en ocasiones bastará con el simple uso de la keratina, sin embargo hay cabellos cuya naturaleza es más difícil de tratar y por esto los estilistas han optado por combinar productos. Sin embargo, el elemento principal seguirá siendo la queratina.